Pobre Samuelito par Hans Paul Manhey

August 21, 2019

Téléchargez ou lisez le livre Pobre Samuelito de Hans Paul Manhey au format PDF et EPUB. Ici, vous pouvez télécharger gratuitement tous les livres au format PDF ou Epub. Utilisez le bouton disponible sur cette page pour télécharger ou lire un livre en ligne.

Titre de livre: Pobre Samuelito
Auteur: Hans Paul Manhey
Broché: 164 pages
Date de sortie: November 1, 2017

Hans Paul Manhey avec Pobre Samuelito

Resulta muy difícil ser un joven en algún aspecto diferente a los demás; a los que forman la mayoría y responden al modelo esperado.
¿Cómo debe ser un joven dentro de un determinado grupo social? La regla maestra es que no llame la atención ni sobresalga en ningún aspecto distinto a la media. Dentro de un grupo de muchachos o muchachas de tez oscura, un individuo de piel muy blanca o de cabello rubio podrá ser considerado como alguien ajeno, raro, no confiable. Lo mismo ocurre con otras características físicas o étnicas: los gordos desconfían de los flacos y viceversa. Los que proceden del norte, son mal vistos por los habitantes del sur. Cualquier detalle que marque diferencia puede ser objeto de discriminación, burla e incluso agresión.
El horror a lo distinto no es nuevo. Desde los comienzos de la humanidad, los grupos se cohesionaban en torno a las características compartidas. Todo lo diferente era considerado tabú. Los sujetos albinos eran rechazados y, con frecuencia, exterminados. Las comunidades primitivas sentían un gran pavor por todo lo extranjero y por cualquier comportamiento disonante con sus rígidas costumbres. Esa aversión a lo distinto es frecuente en los centros de enseñanza; en particular en los ambientes de clase media y medio baja.
Samuel López, el protagonista de esta novela breve, sufrió los rigores de la discriminación en diferentes circunstancias y modalidades. Desde pequeño era mirado como niño raro debido a los ridículos atuendos con que lo vestía su abuela. Sumado a esto, su voz aflautada, semejante a la de una niña, incitaba a sus compañeros a mofarse de él. Con los años no logró engrosar su voz. En cambio, tenía una agudeza intelectual al resto de sus compañeros. Ávido lector y dotado de una amplia capacidad para memorizar, sobresalía por su ventajosa destreza de aprendizaje; lo cual era molesto para sus coetáneos, casi todos flojos, torpes y mal hablados. Los buenos resultados en sus estudios de Samuel molestaban a otros estudiantes que no lograban más que un rendimiento escolar mediocre.
Lo más grave, para Samuel, era no haber conocido a su padre. Muchos niños de su edad compartían la misma carencia; ya sea por ser hijos de madres solteras, condición que en México es demasiado frecuente; otros perdieron a su padre por un accidente, una riña callejera o simple abandonó el hogar. La carencia de padre fue suplida por la familia por una excesiva sobreprotección; lo cual es también una forma de discriminación. Desde pequeño fue para su abuela y sus tías “el pobre Samuelito”, al que había que bañar, proteger y acurrucar ´para que se durmiera. La madre, incapaz de dar a su hijo el cuidado y el cariño que merecía, delegó en sus hermanas y en su rigurosa madre el cuidado de su hijo.
Con todo, Samuel López pudo perseverar en dos aspectos que marcaron sus años juveniles. Por una parte, logró aplicar su talento y creatividad en el manejo de su computadora; lo cual le permitió ampliar en forma considerable sus perspectivas y conocimiento de todo lo que le llegaba a interesar. El otro aspecto decisivo fue la habilidad que adquirió para propinar certeros golpes en defensa propia.
Veintisiete años alcanzó a vivir el pobre Samuelito. En ese lapso le fueron ocurriendo situaciones no siempre gratas. Varias veces tuvo que cambiar de escuela debido a los golpes que le propinó a quienes lo molestaban. Cuando era muy pequeño tuvo entrenamiento con un desafortunado boxeador que lo buscó para acompañar a su hijo en el arte de dar golpes. Resultó demasiado bueno. A los once años, como parte de una terapia para controlar sus impulsos agresivos, fue inscrito en una academia de artes marciales. El objetivo no se cumplió, debido a que Samuel aprendió mucho y llegó a quebrarle dos dientes a su instructor.